Usted está aquí: Formación Instituto Superior de Teología de Canarias  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

HISTORIA: XII JORNADAS IGLESIA EN CANARIAS-2
 

XII JORNADAS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA EN CANARIAS

Crónica del segundo día: martes, 27 de noviembre de 2007

“La interpretación laicista del patrimonio y su banalización un peligro a evitar”
Manuel Iñiguez, Secretario de la Comisión Episcopal de Patrimonio

La tarde del martes, segundo día de las Jornadas de Historia de la Iglesia partió de la acción catequética del patrimonio para abordar después la importancia de la arquitectura religiosa y concluir con la finalidad de la restauración. Para este recorrido se contó con tres ponentes.

El primer conferenciante fue Manuel Iñiguez Ruiz de Clavijo, Secretario de la Comisión de Patrimonio Histórico de la Conferencia Episcopal Española, quien presentó “El patrimonio y la acción catequética”. Partiendo de la simbología de una imagen tallada en piedra, del siglo XIV en Navarra, llamada trono de gracia trinitaria habló de la simbología que conlleva toda imagen en un aspecto catequético. La primera parte abordó el patrimonio cultural de la Iglesia, que comprende tanto los bienes patrimoniales como los culturales. En su visión catequética del arte propuso una mirada desde un humanismo cristiano. Una segunda parte trató el empleo del patrimonio al servicio de la misión. Desde un recorrido histórico del arte hasta las nuevas expresiones artísticas fue destacando los principales aspectos que se resaltan en cada época. Destacó que uno de los peligros a evitar es la banalización e interpretación laicista que se hace del patrimonio. Finalmente señaló la acción misionera de todo este potencial como un medio para llegar al mundo de los alejados y un modo de mostrar la belleza del espíritu.

A continuación el arquitecto José Miguel Márquez Zárate, ofreció la ponencia “El número y el misterio en la arquitectura religiosa”. Una exposición densa y de carácter bastante teórico. Desde la liberación de las formas estructurales se llega a la construcción de la asamblea para poder sentir la presencia del misterio. Una primera parte estuvo dedicada al número en la historia de la arquitectura, su simbología, los tratados de arquitectura y las reglas de proporción que facilitan la estabilidad de los materiales. Una segunda parte de presentación del misterio, destacando que los caminos de encuentro con Dios son: Cristo, el sacerdote y el pueblo. El arte sacro facilita el paso del yo al nosotros. En este proceso, la luz es un elemento elocuente del espacio místico. Entre las principales dificultades con las que se cuenta hoy es que los proyectos en ocasiones son expresión de un pensamiento propio, fuera de toda cultura y formación religiosa. Finalizó recordando que en el cambio de visión que se nos lega en la herencia arquitectónica, la Iglesia sólo puede presentarse desde la modestia y la nobleza que transparentan los valores eternos. El mensaje de Dios no se puede modificar, no se trata de un discurso de iluminados destinados a una clase social. Es necesario dar nuevas respuestas arquitectónicas al servicio del mensaje cristiano.

La última ponente, la restauradora Mª José Montilla García, lanzó con su disertación “Restaurar ¿para qué?”, una pregunta abierta a todo el auditorio. Inició su reflexión presentando a Francisco de Asís como el primer restaurador de iglesias, desde que el Cristo de San Damiano le invita a esta misión. De la figura de este restaurador, subrayó la humildad y la trascendencia como actitudes importantes en esta tarea. La restauración por una parte restaura la materia y por otro lado se dirige al restablecimiento potencial de la obra de arte. A lo largo de la historia se ha dado una evolución en los criterios de restauración: en estilo, mantener, científica, sistematización. Actualmente todo se recoge en la Carta del Restauro de 1972 donde aparece un concepto amplio de obra de arte. Definió el arte sacro como lugar teológico, tomando como referencia a los Obispos de Castilla y León en su definición sobre el patrimonio de la Iglesia. Esto supone no solamente una composición material sino también un aspecto estético y contenido histórico, su valor simbólico y la función catequética. Todo ello ha de tenerse en cuenta en los diversos tipos de restauración: museística, científica, integral y profunda. Concluyó intentando dar una posible respuesta a su ponencia afirmando que se restaura para contribuir al conocimiento y a los designios para los que el patrimonio fue creado, así como para reconstruir el futuro.

La tarde concluyó con una mesa redonda con los tres ponentes donde se intentó definir el papel del pastor, del arquitecto y el restaurador en la obra acometida. Una idea repetida por todos fue la ignorancia religiosa como una dificultad de hoy. Manuel Iñiguez destacó el problema que supone entender únicamente el patrimonio como elemento cultural olvidando también su dimensión cultual.

Llega el ecuador de las Jornadas con el miércoles 28. Fondos artísticos, archivos e inventarios centrarán las ponencias. “Gestión del fondo artístico y exposiciones temporales” a cargo de Mª Ángeles Pérez Reyes, documentalista de la Casa Colón. La segunda: “Archivo, memoria y profecía” será a cargo de Miguel Ángel Navarro Mederos, profesor de Hª de la Iglesia del ISTIC. Cerrará la jornada del miércoles, el director de esta semana, Elías Zaít y profesor de Historia de la Iglesia en el ISTIC quien hablará acerca de “Los inventarios parroquiales, necesidad pastoral e instrumento para la historia”.

(Julio Roldán)




Historia: XII Jornadas Iglesia en Canarias- 1 | Historia: XII Jornadas Iglesia en Canarias-3

Versión para imprimir