Usted está aquí: Formación Instituto Superior de Teología de Canarias  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

HISTORIA: XVI JORNADAS IGLESIA EN CANARIAS - 4
 



 

“Pildain quiso la Iglesia de los pobres”

El Dr. Segundo Díaz cierra las Jornadas de Hª de la Iglesia

Crónica diaria
Jueves, 14 de abril de 2016

Último día de estas XVI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, jueves 14 de abril, en la sede del ISTIC, en el Campus de Tafira están previstas tres ponencias. Inicia la tarde D. Julio Sánchez Rodríguez, historiador con la exposición “ El Obispo Manuel Verdugo y Abiturría – Pastor prudente y sabio e insigne bienhechor de la ciudad (Bicentenario de su fallecimiento)”. Nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1749. Tras su ingreso en el convento de Santo Domingo, realizar sus estudios en Valladolid y Alcalá, doctorado en Valencia, volvió a la isla accediendo a los cargos de racionero de la Catedral, arcediano, provisor y vicario. Se traslada a Madrid al ser nombrado Ministro del Tribunal de la Rota, hasta que el 27 de junio de en 1796 es nombrado Obispo de Canarias por el papa Pío V. Se trata del único canario obispo de la diócesis de Canarias, que cuenta con 68 obispos desde su creación en 1404.

Realiza visita pastoral a todo el archipiélago, además de la creación de cuatro nuevas parroquias en Gran Canaria: San Mateo, Valsequillo, Santa Lucía y Mogán. Bienhechor de la ciudad durante las dos décadas de su episcopado, sufraga la construcción de un hospital y un hospicio, además del seminario conciliar, arreglo de la Plaza de Santa Ana y cementerio de la ciudad. También realizó el puente de su nombre realizado a sus expensas para salvar el barranco del Guiniguada, hoy desaparecido. Apoyó económicamente a artistas, como Luján Pérez quien diseñó el coro de la Catedral sufragado por el Obispo, y sus numerosos retratos. Decidido partidario de la abolición de la Inquisición. Fue Obispo ilustrado, fundador de escuelas y promotor en las islas de la vacuna contra la viruela.

Durante su episcopado hubo cinco bajadas de la Virgen del Pino a la ciudad (números 41 a 45 en el listado) los motivos fueron sequía, y enfermedad. Entre ellas, la de 1808, con motivo de la guerra de la independencia y del cautiverio en Francia del rey Fernando VII. En el regreso de la imagen a Teror, el 27 de septiembre de 1808 , se produce un motín. Había malestar por la ausencia de la talla desde el 16 de julio y por tanto la fiesta patronal se celebró en la catedral.El templo amenaza ruina, debe cerrarse, todo queda solucionado casi dos meses después, el 15 de diciembre, en que se acuerda el inicio inmediato de las obras de restauración de la iglesia, una vez que el obispo rectificó y desistió de levantar un edificio nuevo. Falleció en Las Palmas en 1816. Su sepultura se encuentra en la capilla del sagrario de la catedral. Considerado un pastor prudente y sabio.

La segunda ponencia de este jueves le corresponde a D. Elías Francisco Zaít León, del Departamento de Historia de la Iglesia quien diserta acerca de “La religiosidad popular en el arte en Canarias”. Se trata de una serie de consideraciones y reflexiones sobre la historia de la Iglesia y el arte cristiano popular. Una primera parte dedicada a lo que se entiende por arte popular, cómo distinguirlo del “art-pop”. Tiene como base aquellos elementos del sustrato popular, en pintura, arquitectura, escultura, que llegan a realizar una obra de este tipo sin tener conocimientos profesionales de ello, desconociendo criterios de la cultura greco latina como son la perspectiva, uso del color o dimensiones. Ello puede lleva a errores en la forma y en la representación. Estas imágenes se producen con abundancia, ya que las profesionales son costosas, supone traerlas de fuera como Italia, o también Sevilla o Castilla. Esto conllevaba para las parroquias un desembolso no asumible. La segunda parte de la ponencia tiene un contenido más teológico, donde se considera la oportunidad o no de las distintas representaciones iconográficas si se relacionan con la tradición de la Iglesia. Una dificultad es el exceso de barroquismo, donde la persona no competente en el tema artístico escucha una predicación sin otro referente de mayor seguridad. En ese contexto, lo que se prodiga puede ser lo lúgubre o tenebroso, o también lo milagroso, lo anecdótico. Toda esta reflexión es enriquecida sobre las afirmaciones del derecho canónico, concilio de Trento y el Sínodo Diocesano de Canarias.

La ponencia final es del Dr. Segundo Díaz, profesor del ISTIC, quien presenta : “Los pobres y la cuestión social en Monseñor Pildain”.

Esta conferencia tiene dos partes. Una primera es la etapa de 1937 a 1950, se consideran dos momentos: de 1937 a 1940 primeros años de su ministerio episcopal y la preocupación por los pobres; y de 1940 a 1950, magisterio sobre cuestiones sociales: seis pastorales sociales y una carta circular.
Un último momento de esta disertación es de 1951 a 1966, segunda parte de su episcopado, magisterio está más centrado en otras cuestiones de moral de modas, costumbres, fiestas cristianas y bailes modernos, deshonestidad en las playas, los carnavales, etc. En este periodo destaca la pastoral de Sindicatos (1954), momento denso en su labor pastoral con situaciones de conflictividad. También hay toda una serie de actuaciones en las que queda patente su preocupación por las cuestiones sociales y los pobres, presente siempre en su episcopado y con un reflejo claro también en las aportaciones al concilio Vaticano II ya al final de su vida ministerial.
Durante todo su episcopado, de una cuarentena de documentos, formada por cartas pastorales y exhortaciones episcopales, en 16 de ellos se contempla la cuestión social. En ocho expresamente, y en otros ocho, a propósito de diversas cuestiones.
El cuerpo doctrinal de su magisterio se concentra entre los años 1944 y 1950. Con siete documentos más el contenido social del sínodo diocesano. Es un divulgador de la doctrina de los papas. Las pastorales sociales no son directamente una reflexión para poner en crisis el sistema social vigente. De esta afirmación hay que excluir la pastoral sobre los sindicatos españoles que publicó en 1954.
Los problemas sociales de su enseñanza episcopal son: salarios, precios, vivienda, instrucción y educación, seguros de enfermedad y vejez; También destacan como temas: paro, comunismo, estraperlo y corrupción. Todos ellos se refieren al reparto justo de los bienes de la tierra para toda la humanidad. En la consideración de la problemática de Canarias, fija la atención en la mayoría de los problemas con sentido crudo y realista.
Ante campañas o consignas, como las de Acción Católica o la de la cruzada del rosario en familia, aprovecha para orientarlas bajo el aspecto de la doctrina social de la Iglesia, partiendo de un problema social determinado. Sus aportaciones al Concilio reflejan su preocupación social, repitiendo textualmente los argumentos fundamentales de su magisterio precedente. Intervenciones destacadas: petición de condena del capitalismo liberal y propuestas para la paz.
En una de las capillas de la catedral de la diócesis de Canarias, dice el epitafio de su tumba: «Pastor amante de los pobres». Testimonio lapidario para la posteridad, de la vida y obra de un Obispo que quiso e hizo la Iglesia de los pobres.

Finalmente, la clausura. El secretario de las Jornadas D. Juan Carlos Arencibia habla acerca de estas XVI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, bajo el título: “La Religiosidad Popular en Canarias. Aproximación histórica” y durante las cuales se ha realizado el seminario sobre “El obispo Antonio Pildain Zapiain (1936-1966) a los 50 años del final de su Pontificado”. Destaca la vocación investigadora del Departamento de Historia de la Iglesia y la apuesta seria por el equipo de investigadores del ISTIC. Estas Jornadas constatan cómo el estudio de la teología y de la historia de la Iglesia se reclaman mutuamente. Por otra parte, han facilitado una mayor sensibilización por la “religiosidad popular”, descubriendo sus valores y los desafíos planteados de cara a la Nueva Evangelización. Respecto a Monseñor Pildain, ha sido posible delinear un poco mejor su personalidad a partir de hechos y aspectos distintos presentados en esta semana. Concluye con un agradecimiento a cuantos han colaborado en estos días, mención especial a los medios de comunicación y agradecimiento al Obispo de la Diócesis de Canarias por su presencia.
Toma la palabra el director del ISTIC, D. Cristóbal Déniz. Destaca de estos días, la rica experiencia en contenido facilitando una amplia perspectiva sobre el tema de la religiosidad popular en la historia diocesana. En torno al seminario sobre el Obispo Monseñor Antonio Pildain Zapiain, ha sido un descubrir la calidad de un tesoro del que teníamos noticia, pero del que desconocíamos su valor. Estas jornadas, han puesto de relieve el papel relevante de los distintos prelados. Tras un agradecimiento general, anima a continuar profundizando en estos temas a través de los distintos planes de estudio que ofrece el ISTIC.
Cierra el acto D. Francisco Cases quien desde el agradecimiento junto con una valoración positiva del tema abordado y la importancia del ISTIC dentro de la Iglesia diocesana, da por clausuradas estas Jornadas.

Hasta aquí las crónicas de estas XVI Jornadas de Historia de la Iglesia en Canarias, nos volveremos a encontrar dentro de dos años, en la siguiente edición.

Julio Roldán

Vea también:
- Historia: XVI Jornadas Iglesia en Canarias - 1
- Historia: XVI Jornadas Iglesia en Canarias - 2
- Historia: XVI Jornadas Iglesia en Canarias - 3
- Historia: XVI Jornadas Iglesia en Canarias - 4


- Crónica diaria de las XV Jornadas de Historia 2014
- Crónica diaria de las XIV Jornadas de Historia 2012
- Crónica diaria de las XIII Jornadas de Historia 2010
- Crónica diaria de las XII Jornadas de Historia 2007

- Instituto Superior de Teología de Canarias
- Historia de la Iglesia en Canarias
- Historia




Historia: XVI Jornadas Iglesia en Canarias - 3

Versión para imprimir