Usted está aquí: Formación Instituto Superior de Teología de Canarias  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

TEOLOGÍA- VIII JORNADAS DE... - CRÓNICA 4
 

Crónica del cuarto día de las VIII Jornadas de Teología.
Jueves, 13 de noviembre de 2008

“Hay que pasar hoy de la reforma litúrgica a su renovación”
Luis Rueda, profesor de liturgia en Instituto San Isidoro de Sevilla

La tarde del jueves está dedicada a la presencia de la Palabra de Dios en dos manifestaciones de la vida de la Iglesia: la liturgia y la catequesis. Una mesa redonda pondrá fin al cuarto día de las Jornadas de Teología.

Comienza la sesión de esta tarde con la ponencia “La Palabra de Dios en la liturgia”, ofrecida por Luis Rueda Gómez, profesor de liturgia del instituto San Isidoro de Sevilla. El Concilio Vaticano II supuso un movimiento de renovación para la liturgia y la Biblia, mutuamente relacionadas. Afirma que hoy todavía es necesario pasar de la reforma litúrgica a la renovación de la misma.

El Nuevo testamento podríamos afirmar que nace en el ambiente de la liturgia, es una lectura pública ligada a la congregación litúrgica. De una lectura continuada a escogida en los tiempos y lugares adecuados. Pueden darse de 2 a 6 lecturas. Origen de los leccionarios en la selección de los textos en sus márgenes, selección en cuadernillo aparte. Esto supone un orden, calendario, sistematizar. La parte fundamental de los textos invariable durante trece siglos, hasta 1970 con la aparición del leccionario. Los libros para las lecturas: sacramentario, epistolario, evangeliario. Con el Vaticano II llegan los nuevos leccionarios. Importante el “Ordo Lectionum Missae” de 1969, y enriquecido en 1981, fundamental su conocimiento.

Una última parte de la ponencia de Rueda se centra en los principios teológicos-litúrgicos de la relación entre Sagrada Escritura y liturgia.Señala estas dimensiones: dialógica,cristocéntrica,pneumatológica,eclesiológica,sacramental,
actualizadora. En este contexto resalta como detalles concretos entre otros: los silencios en la celebración, preparación de los lectores, importancia de la megafonía…Entre los círculos de interpretación de la Palabra en la liturgia está: la celebración, año litúrgico y asamblea concreta.

Y de la liturgia a la catequesis, tema que centre la reflexión presentada por el segundo ponente de la tarde de este penúltimo día. Juan Carlos Carvajal Blanco, profesor de catequética de la Facultad de Teología de San Dámaso en Madrid introduce la reflexión: “La catequesis, eco actualizado de la Palabra de Dios”.

En primer lugar, subraya que la catequesis es un momento esencial del proceso evangelizador, acción específica del ministerio de la Palabra. Función: iniciar en la fe a quienes se han adherido a Cristo.”Katejein”:resonar, hacer resonar, instruir, enseñar oralmente, narrar…Jesucristo, Palabra de Dios. Catequesis es servicio a la acción del Espíritu Santo.
Una segunda parte presenta: la Palabra de Dios acontece en la Sagrada Escritura transmitida en la Iglesia. Destaca la noción dialogal y personalista de la Palabra, su transmisión en la Iglesia desde el testimonio de Jesucristo y la catequesis como acto de tradición de la Palabra en la Iglesia.

Otro apartado es el del hombre como interlocutor de la Palabra de Dios. Por un lado, el hombre es creado a imagen y semejanza divina y por otra parte, el paso de la experiencia humana a la cristiana.

La parte final de esta exposición.”La acción de catequizar en las diversas situaciones de fe”, se basa en hipótesis, partiendo del Ritual de la Iniciación Cristiana para Adultos (RICA).Una de las ideas que defiende es romper con la estructura catequética, es decir que la clásica división entre experiencia humana, iluminación bíblica y compromiso, no existen en cuanto departamentos estancos, sino en cuanto se interrelacionan mutuamente con lo que puede tener de positivo para las personas. La catequesis de iniciación ha de inspirarse en el catecumenado bautismal: precatecumenado, catecumenado, etapa espiritual. La acción catequética correspondiente será la siguiente: precatequesis –conversión, discernimiento dialogal y propuesta de la fe en la Palabra; catequesis-iniciado trato con Dios, confesión de fe, lectura orante de la Escritura; etapa espiritual- unión al Señor desde la participación en la vida de la Iglesia, interiorización de los misterios de la fe celebrados en los sacramentos, mistagogia existencial de la Palabra presente y activa en la Iglesia. Todos estos planteamientos parten del RICA, por tanto toda esta tarea ha de llevar a un progreso de la persona y no a estancarse.

Y tras la teoría, la práctica. Cierra la tarde, una mesa redonda con presencia de diversas personas que narran su experiencia de fe a la luz de la Palabra de Dios. Intervienen en ella: Hna.Manuela Martín, religiosa del Sagrado Corazón de Jesús; Salvador Santana de la Asociación de Sacerdotes del Prado; Charlie Metola del Camino Neocatecumenal; José Infante y su esposa María del Movimiento Focolar y Juan Santiago Rodríguez del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

El viernes, último día se iniciará con la lectura de la ponencia “De la Constitución sobre la Palabra de Dios (Dei Verbum) al Sínodo de los Obispos”, cuyo autor es Salvador Pié Ninot, profesor de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y de la Facultad de Teología de Cataluña. En el acto de clausura se leerá un comunicado dirigido a la sociedad canaria para concluir con una actuación musical que pondrá punto final a estas VIII Jornadas de Teología.

Julio Roldán




Teología- VIII Jornadas de... - Crónica 5 | Teología- VIII Jornadas de... - Crónica 3

Versión para imprimir