Usted está aquí: Historia  
 HISTORIA
Historia de la Iglesia en Canarias
Obispos de la diócesis
Antonio Vicente González, siervo de Dios
Obispo Codina, canonización
Otros recursos históricos
Archivos parroquiales
Investigadores

PADRE CLARET
 

EL PADRE CLARET
Compatrono de la Diócesis de Canarias.

Llega a la isla en 1848 acompañado por el obispo Buenaventura Codina, donde comienza su actividad misioonera, que le hizo recorrer la mayoría de los pueblos de la isla de Gran Canaria y algunos de la isla de Lanzarote, dejando una profunda huella en la religiosidad del pueblo canario. Dedica la mayor parte de su tiempo a la predicación y a la confesión, sin olvidar la taención a niños y los sacerdotes. Su recorrido a pie por multitud de pueblos, con su oratoria clara, cálida y sencilla, donde la oración y la pobreza eran sus verdaderas columnas, favoreció un cambio visible en muchas costumbres "relajadas" de los fieles y en una verdadera regeneración de la vida cristiana del pueblo canario. A pesar de su pequeña estatura, tenía una gran altura moral y por sus cualidades humanas y cristianas siempre fue considerado por el pueblo sencillo como un verdadero santo, y se le llamaba cariñosamente "El Padrito".

El Papa Pío XII lo canonizó el 7 de mayo de 1950, y en 1952 fue declarado compatrono de la Diócesis de Canarias.




Fray Andrés García Acosta (Fray Andresito) | Buenaventura Codina y Augerolas

Versión para imprimir