Usted está aquí: Iglesia Universal Noticias  
 IGLESIA UNIVERSAL
S.S. Francisco
S.S. Benedicto XVI
Nueva Evangelización
Año de la Fe
Año de la Misericordia
Diócesis y Obispos de todo el mundo
Conferencia Episcopal Española
Pastorales
Noticias

VATICANO: EL ESTADO MÁS ECOLÓGICO
 



 

El Vaticano instala paneles solares y se convierte en el Estado más ecológico
JUAN VICENTE BOO | ROMA

La carrera del Vaticano hacia el primer puesto mundial en energías renovables y protección del medio ambiente dio un gran paso el miércoles con la inauguración de un sistema de 2.400 paneles solares sobre el aula de las audiencias, con capacidad para 8.000 personas en la platea, diseñada por el gran arquitecto Pier Luigi Nervi en 1970. La instalación, donada por la compañía alemana SolarWorldAG, ha costado 1.300.000 euros y producirá cada año unos 300 megavatios-hora de energía eléctrica limpia, ahorrando lanzar a la atmósfera 225 toneladas de dióxido de carbono.

El Vaticano es ya el único estado neutral en emisiones de CO2 gracias a la repoblación de un extenso bosque que recibió como regalo en Hungría. Pero su objetivo es alcanzar el liderazgo europeo en energías renovables dentro de sus exiguas fronteras, situándose en el 20 por ciento del total antes del año 2020.

Aparte de utilizar los 5.000 metros cuadrados del techo del Aula Nervi, la única gran estructura plana en el pequeño territorio, el Vaticano ha instalado otro sistema más modesto sobre la cafetería de los empleados y colocará también paneles solares sobre una superficie de media hectárea bajo las antenas de Radio Vaticana en las afueras de Roma.

La ceremonia de inauguración, en la que participó el Premio Nobel de Física Carlo Rubbia, fue una fiesta por partida doble ya que el Vaticano recibió el premio 2008 Solar Prize, un pequeño globo terráqueo de plata y cristal que se otorga a quienes logran producir energía eléctrica solar respetando, al mismo tiempo, el patrimonio arquitectónico.

Protección térmica

Los paneles desplegados sobre el Aula Nervi son invisibles desde la calle, y tampoco resultan molestos al verlos desde lo alto de la cúpula de San Pedro. Como el techo es ondulado, el sistema combina paneles solares orientados al sur con paneles de aluminio orientados al norte, de modo que su reflejo de la luz aumenta el rendimiento total de la instalación. Para colmo de ventajas, la capa de paneles solares y de aluminio añade una protección térmica que disminuye el consumo de calefacción y de aire acondicionado en el edificio.

La primera «audiencia ecológica» a los peregrinos estrenó también un instrumento educativo: el panel que indica la cantidad de energía producida por los paneles solares junto con las cantidades de CO2 que deja de emitirse a la atmósfera y las toneladas de petróleo que no se han quemado. El sistema tiene una potencia máxima de 221 kilovatios, que puede alcanzar en los tórridos meses de junio a agosto. La energía producida como corriente continua va a un convertidor que la transforma en corriente alterna y la incorpora a la red eléctrica del Vaticano.

El Papa Benedicto XVI es un gran promotor de la protección del medio ambiente y de los proyectos a impacto ecológico cero, como un encuentro de jóvenes italianos en Loreto en que todo el material era perfectamente reciclable. El Vaticano participó en la conferencia de Bali sobre cambio climático y ha firmado tanto la convención de Viena como el protocolo de Montreal sobre la protección de la capa de ozono.

ABC
lunes, 1 de diciembre de 2008




Musulmanes-Católicos | Vaticano: Canal en YouTube

Versión para imprimir