Usted está aquí: Indice temático  

MUERTE CEREBRAL
 
Pontificia Academia de las Ciencias
Ciudad del Vaticano 2008

Por qué el concepto de muerte cerebral es válido como definición de muerte
Declaración de neurólogos y otros y Respuesta a las objeciones

La noción de muerte cerebral
La noción de “muerte cerebral” surgió para designar un nuevo criterio de certificación de la muerte (que va más allá de los criterios relativos al corazón y la respiración y de los criterios relativos a la destrucción del soma) que se hizo evidente con los nuevos descubrimientos acerca del funcionamiento del cerebro y el papel que desempeña en el cuerpo. Este nuevo criterio se tornó necesario con los cambios en las situaciones clínicas provocados por el uso del respirador y la posibilidad de mantener algunos órganos humanos aun ante la pérdida de la unidad del organismo en su conjunto.

La muerte cerebral es la muerte
Si bien el concepto de muerte cerebral es de gran importancia y utilidad para la medicina clínica, aún encuentra resistencia en algunos círculos. Las razones de esta resistencia plantean cuestionamientos a los médicos neurólogos, quienes quizás son los más indicados para aclarar las dificultades que presenta este tema controvertido. Para ser consistentes, es necesario aclarar desde el comienzo que la muerte cerebral no es sinónimo de la muerte, no implica la muerte y no es equivalente a la muerte: “es” la muerte.

Vea el documento completo:
- Por qué el concepto de muerte cerebral es válido como definición de muerte

Vea también:
Una vida digna para ser vivida con dignidad...
¿Por qué a medida que avanza la ciencia y la técnica muchas veces la vida se encuentra amenazada y en serio peligro...? ¿Por qué no crear una ciencia y una técnica al servicio de una vida con dignidad...?

- Ciencia e Iglesia
- Aborto
- Reproducción humana artificial: orientaciones
- Clonación humana y los cristianos
- Clonación Humana: Declaración de la ONU
- Bebé medicamento
- Donación de órganos
- Eutanasia
- Bioética: Temas de actualidad




Católicos-Musulmanes | Vida humana y los católicos

Versión para imprimir