Usted está aquí: Pregunta-respuesta Sacramentos  
 PREGUNTA-RESPUESTA
Jesucristo
Biblia
Fe católica
Sacramentos
Iglesia católica
Moral católica
Temas de actualidad
Algunos dicen que...
Varios

MISAS: ¿VARIAS INTENCIONES PARA UNA MISMA MISA?
 

Vea también:
Misas: ¿Se pueden cobrar las Misas?


- Si el estipendio de una misa en nuestra diócesis es de 8,00 euros ¿cuánto cuesta una misa si se dice para doce o quince difuntos? ¿Cuánto hay que pagar por cada uno?
En primer lugar no hay que olvidar que el estipendio es una ofrenda que hace la persona.
Dice el canon 945 del Derecho Canónico dice:
"2. Se recomienda encarecidamente a los sacerdotes que celebren la Misa por las intenciones de los fieles, sobre todo de los necesitados, aunque no reciban ninguna ofrenda."
El canon 947 afirma:
En materia de ofrendas de Misas, evítese hasta la más pequeña apariencia de negociación o comercio.
El canon 948 dice:
"Se ha de aplicar una Misa distinta por cada intención para la que ha sido ofrecida y se ha aceptado una ofrenda, aunque sea pequeña."



- ¿Por qué entonces vemos que hay misas donde se aplican muchas intenciones a la vez? ¿Permite esto la Iglesia?
Las "misa colectiva" o "plurintencional" es la que celebra el sacerdote a intención de muchas personas que contribuyeron con un estipendio; bien pudieron dar 8,00 euros por cada misa o cantidades mayores o menores para cada intención.
Cuando varias personas dan limosnas o estipendios para la celebración de intenciones en una misma misa hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

1.- Que lo acepten los fieles, previa y explícitamente advertidos.
El sacerdote debe de indicar al oferente, antes de la celebración de la misa, que la intención de misa por la que entrega el estipendio la celebrará en una "misa colectiva" donde se pedirá por varias intenciones a la vez.

2.- El sacerdote celebrante sólo puede retener para sí un sólo estipendio (8,00 euros) que es el fijado por la diócesis.
Aunque en la misma misa se apliquen varias intenciones el sacerdote sólo puede percibir el estipendio de una sola intención. El resto de las ofrendas se tiene que entregar a la diócesis para hacerlo llegar a los fines determinados en el derecho: seminario, Cáritas, etc.

3.- Se debe de indicar públicamente el día, lugar y hora de estas misas.
Cuando un sacerdote se compromete a celebrar por una intención determinada debe de celebrar una misa por esa sola intención. En el caso de que no lo pueda celebrar tiene que hacer llegar el estipendio y la intención a otro sacerdote que la pueda celebrar, tal y como indica el canon 955:

1. Quien desee encomendar a otros la celebración de Misas que se han de aplicar, debe transmitirlas cuanto antes a sacerdotes de su preferencia con tal que le conste que son dignos de confianza; debe entregar íntegra la ofrenda recibida, a no ser que le conste con certeza que lo que excede por encima de lo establecido en la diócesis se le dio en consideración a su persona; y sigue teniendo la obligación de procurar que se celebren las Misas, hasta que le conste tanto la aceptación de la obligación como la recepción de la ofrenda.

2. El tiempo dentro del cual deben celebrarse las Misas comienza a partir del día en que el sacerdote que las va a celebrar recibió el encargo, a no ser que conste otra cosa.

3. Quienes transmitan a otros Misas que han de ser celebradas, anoten sin demora en un libro, tanto las Misas que recibieron, como las que han encargado a otros, anotando también sus ofrendas.

4. Todo sacerdote debe anotar cuidadosamente los encargos de Misas recibidos y los ya satisfechos.

Un sacerdote no puede admitir intenciones que no pueda celebrar, o en su caso debe, tal y como se ha indicado en el punto nº 1, avisar con antelación y explícitamente a los fieles que en esa misa se ofrecerán varias intenciones a la vez. Una vez informado cada fiel verá si le conviene o no, o bien podrá dirigirse a otra Iglesia donde se pueda celebrar esa intención individualmente.

4.- No se podrán celebrar más de dos veces por semana en cada lugar de culto, lo cual significa que se trata de algo excepcional y que la norma sigue siendo la celebración por intenciones individuales, según la tradición de la Iglesia.
Este tipo de misas aparece por tanto como algo excepcional. Lo que no se puede es que todas las misas de una comunidad sean de este tipo que describimos.


Vea también:
Misas: ¿Se pueden cobrar las Misas?
Tanatorios y cementerios: normativa diocesana
Tanatorios y cementerios: teléfonos











Funerales en la catedral | Párrocos: cómo se nombran los párrocos

Versión para imprimir