Usted está aquí: Pregunta-respuesta Sacramentos Penitencia (la confesión)  
 SACRAMENTOS
Sacramentos en general
Certificados de sacramentos
Catequesis para sacramentos
Bautismo
Confirmación
Eucaristía (la Misa)
Penitencia (la confesión)
Matrimonio (Bodas)
Unción de enfermos (santos óleos)
Orden sacerdotal
 PREGUNTA-RESPUESTA
Jesucristo
Biblia
Fe católica
Sacramentos
Iglesia católica
Moral católica
Temas de actualidad
Algunos dicen que...
Varios

EXAMEN DE CONCIENCIA: REVISAR TU VIDA
 

EXAMEN DE CONCIENCIA

"Muchos amaron sus pecados y muchos los confesaron. El que confiesa sus pecados y los acusa ya se encuentra del lado de Dios. Dios, que es la luz, acusa tus pecados y si tú también los acusas, te unes a Dios. Hay como dos cosas: el hombre y el pecador. Dios hizo al hombre y el hombre hizo de sí mismo un pecador. Destruye lo que tú hiciste para que Dios salve lo que Él hizo".
(San Agustín)

Estas preguntas para el examen de conciencia previo a la celebración de la reconciliación, te ayudarán a conocerte más y presentar al Señor aquello que te aleja de Él y de tus hermanos, para que con su amor misericordioso te perdone y transforme en signo de su amor.
Son una ayuda… Si te incomodan o distraen no dudes en prepararte de otra manera. Lo importante es la sinceridad contigo mismo, el arrepentimiento y el deseo de convertirte.
Trata de no quedarte en lo exterior, sino en las actitudes del corazón y las omisiones.

RUPTURA CON DIOS:

-
¿Amo en verdad a Dios con todo mi corazón o vivo más pegado a las cosas materiales?
- ¿Me he preocupado por renovar mi fe cristiana a través de la oración, la participación activa y atenta en la misa dominical, la lectura de la Palabra de Dios, etc.? ¿Guardo los domingos y días de fiesta de la Iglesia?
- ¿Tengo una relación de confianza y amistad con Dios, o cumplo solamente con ritos externos?
- ¿He profesado siempre, con vigor y sin temores mi fe en Dios? ¿He manifestado mi condición de cristiano en la vida pública y privada?
- ¿Ofrezco al Señor mis trabajos y alegrías? Recurro a Él constantemente, o ¿sólo lo busco cuando lo necesito?
- ¿Tengo reverencia y amor hacia el nombre de Dios o le ofendo con blasfemias, falsos juramentos o usando su nombre en vano?

RUPTURA CONMIGO MISMO:

-
¿Soy soberbio y vanidoso? ¿Me considero superior a los demás?
- ¿Busco aparentar algo que no soy para ser valorado por otros? ¿Me acepto a mí mismo, o vivo en la mentira y el engaño? ¿Soy esclavo de mis complejos?
- ¿Qué uso he hecho del tiempo y de los talentos que Dios me dio? ¿Me esfuerzo por superar los vicios e inclinaciones malas como la pereza, la avaricia, la gula, la bebida, la droga?
- ¿He caído en la lujuria con palabra y pensamientos impuros, con deseos o acciones impuras?
- ¿He realizado lecturas o asistido a espectáculos que reducen la sexualidad a un mero objeto de placer?
- ¿He sido infiel en mi relación de noviazgo o pareja?

RUPTURA CON LOS HERMANOS Y CON LA CREACIÓN:

-
¿Amo de corazón a mi prójimo como a mí mismo y como el Señor Jesús me pide que lo ame?
- ¿En mi familia colaboro en crear un clima de reconciliación con paciencia y espíritu de servicio? ¿Han sido los hijos obedientes a sus padres, prestándoles respeto y ayuda en todo momento? ¿Se preocupan los padres de educar cristianamente a sus hijos y de alentarlos en su compromiso de vida con el Señor Jesús?
- ¿He abusado de mis hermanos más débiles, usándolos para mis fines?
- ¿He insultado a mi prójimo? ¿Lo he escandalizado gravemente con palabras o con acciones?
- Si me han ofendido, ¿sé perdonar, o guardo rencor y deseo de venganza?
- ¿Comparto mis bienes y mi tiempo con los más pobres, o soy egoísta e indiferente al dolor de los demás? ¿Participo de las obras de evangelización y promoción humana de la Iglesia?
- ¿Me he preocupado por el bien y la prosperidad de la comunidad humana en la que vivo o me paso la vida preocupado tan sólo de mi mismo? ¿He cumplido con mis deberes cívicos? ¿He pagado mis impuestos?
- ¿Soy envidioso? ¿Soy chismoso y charlatán? ¿He difamado o calumniado a alguien? ¿He violado secretos? ¿He hecho juicios temerarios sobre otros?
- ¿Soy mentiroso?
- ¿He hecho algún daño físico o moral a otros? ¿Me he enemistado con odios, ofensas o peleas con mi prójimo? ¿He sido violento?
- ¿He sido honesto en mi trabajo? ¿He usado rectamente de la creación o he abusado de ella con fines egoístas?
- ¿He robado? ¿He sido justo en la relación con mis dependientes tratándolos como yo quisiera ser tratado por ellos?
- ¿He participado en el negocio o consumo de drogas? ¿He caído en la estafa o el fraude?
________________________

“Avanzad siempre, hermanos míos. Examínate cada día sinceramente y no te contentes con lo que eres, si quieres llegar a lo que todavía no eres. Si dices ¡basta!, estás perdido”
(S. Agustín, Sermón 169).

“Escudríñame, oh Dios, y examina mi corazón; pruébame y examina mis pensamientos. Mira si hay en mi camino algo vicioso, y llévame por las sendas de la eternidad”. (Sal 138, 23).

“Tú, Señor, me conoces; Tú me ves, Tú penetras los sentimientos de mi corazón”. (Jr 12, 3).

En ese ambiente de oración, envueltos en el Amor de Dios, descubro mis propios fallos con
humildad y serenidad, sabiendo que “el justo cae siete veces y otras tantas se levanta”.
(Pr 24, 16).

Santa Teresa decía: "En la oración entendía mejor mis faltas".

Vea también:
- Penitencia, confesión,
- Confesión ¿Qué es el sacramento de la Penitencia?
- Examen de conciencia ¿Qué es el...?
- Penitencia (la confesión)
- Formación espiritual
- Formación justicia social




Examen de conciencia para sacerdotes | Confesión ¿Con quién se confiesa un sacerdote?

Versión para imprimir