Franciscanos de la Cruz Blanca- Las Palmas de GC.

Nombre: Franciscanos de la Cruz Blanca

Obra:
Centro de mayores

Dirección:


c/ López Botas, 9
35001- Las Palmas de GC.
Islas Canarias- España


Teléfono:

Email:


Falleció el Hermano Isidoro Lezcano Guerra

En la mañana del lunes día 20 de febrero de 2006

Ha fallecido el Hermano Isidoro Lezcano Guerra, Fundador y Superior General de los Hermanos de la Cruz Blanca.

Era natural de Tenoya- Las Palmas de Gran Canaria.



Isidoro Lezcano y Félix Alonso

ISIDORO LEZCANO Y FÉLIX ALONSO, UNIDOS POR LA CRUZ BLANCA


Por ANTONIO CRUZ DOMÍNGUEZ


Han transcurrido cuarenta y siete años de aquella tarde en que conocí a Isidoro Lezcano. Fue en la calle Obispo Rabadán, en la casa de don Félix Alonso, el paralítico que desde su cama, con el teléfono y un espejo como únicos medios de comunicación con el exterior y un corazón henchido de amor a Dios y al prójimo, había fundado el 20 de noviembre de 1942 la obra benéfica de la Cruz Blanca con la colaboración de los jóvenes Guillermo Betes Becerra, Juan Laforet Díaz, José Caballero Martínez, Carmelo González Padrón, José González del Río, los hermanos Francisco y Alfredo Kraus Trujillo y Carlos y José Luis Pastor, José Antonio Sosa Ortiz de Lanzagorta, Carmelo Teixeira Verdú y José Araña Pérez. Como padre espiritual fue designado el padre Pascual, misionero hijo del Corazón de María La Cruz Blanca fue una obra que con el transcurrir del tiempo creció en miles de asociados y caló muy hondo en el alma de los grancanarios, quienes la amamos, apoyamos y sentimos como propia.

Aquella tarde, Isidoro hablaba de su inquietud por los pobres y enfermos y pedía consejos a don Félix sobre cómo abrir aún más y ampliar los horizontes de su Cruz Blanca. Isidoro soñaba con hacer algo grande, “como don Félix”, a quien admiraba y tenía como un hombre santo. Desde su lecho, el “paralítico de Cristo”, como lo definió Juan Laforet en el libro que publicó con este título, animó mucho al joven Isidoro a que fuera él quien se lanzara a traspasar esos horizontes porque tenía juventud y, además, contaba con posibilidades desde las tierras africanas. Don Félix Alonso sabía que Isidoro Lezcano llevaba el espíritu de la Cruz Blanca en su corazón y de tal manera lo acreditó que, cuando el Señor le inspiró la idea de crear su obra lo hizo hasta el punto de dar su nombre al Instituto de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, por él fundado. La gran obra de Isidoro, hoy viva en tres continentes y distinguida con el Premio Canarias por su acción caritativa que lleva a cabo a través de las 35 casas distribuidas en España, Marruecos y América Latina, dedicadas a discapacitados físicos y psíquicos, enfermos mentales, ancianos, transeúntes e inmigrantes, toxicómanos, enfermos de sida, ex-presidiarios... Una obra en vital expansión pues en el momento de su muerte, el hermano Isidoro Lezcano ultimaba el proyecto de la apertura de una nueva casa en Portugal.

Isidoro Lezcano y Félix Alonso están hoy gozando de la gloria del Señor Jesús y compartiendo el mismo lema que les llevó a la fundación de cada una de sus obras: "Por la Caridad hacia Dios…, con, por y para los más pobres y necesitados”.


Unidos a los Hermanos de la Cruz Blanca

Velatorio:

- En la comunidad de los Hermanos de la Cruz Blanca, en la calle López Botas, 9 - Las Palmas de GC.
El jueves 23 de febrero 2006 a las 09:30 horas sale la comitiva fúnebre desde la casa de López Botas hacia la parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación en Tenoya.


Entierro:

-
El jueves, 23 de febrero de 2006 a las 12,00 horas en la parroquia de Tenoya- Las Palmas de GC.
Presidirá Mons. Amigo y Mons. Cases.
La parroquia es Ntra. Sra. de la Encarnación.
calle Los Altos de Tenoya, 3


APUNTES BIOGRÁFICOS DEL HERMANO ISIDORO

En la mañana del día de hoy 20 de febrero de 2006, ha fallecido el Rvdmo. Hno. Isidoro Lezcano Guerra, Fundador y Superior General del Instituto de Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, en Las Palmas de Gran Canaria en cuya comunidad residía.

El Hno. Isidoro Lezcano Guerra, es el Fundador de la Congregación de Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, que fue erigida canónicamente como Instituto Religioso de Derecho Diocesano, el Jueves Santo -Día del Amor fraterno- del año 1989 por Monseñor Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla; el mismo que en 1975 y siendo Arzobispo de Tánger le diera carta de identidad en la Iglesia, erigiéndola en Pia Unión.

Isidoro Lezcano nació el 30 de diciembre de 1935; después de una experiencia en el seminario y con los Hermanos de San Juan de Dios, a los diecisiete años trabaja de enfermero en un Hospital psiquiátrico. Ve como sufren los hombres y siente la llamada de Dios. Pero carece de medios para empezar. Entonces conoce a un hombre, enfermo, tetraplégico desde hacía quince años, que desde el lecho de su enfermedad quiere con sus medios ayudar a aquellos que carecen de todo. Después de la primera visita, el Hno. Isidoro experimenta tanta alegría, al ver que el Señor había puesto en su camino a una persona, con el mismo ideal que él tenía, que abandona su trabajo como enfermero y se dedica a atender a los pobres

El servicio militar lo lleva a la base de Tetuán (Marruecos), y desde su puesto como enfermero en la base, y en sus ratos libres, hace continuas visitas a las kabilas (pequeños poblados árabes), que le ponen en contacto con seres marginados y de una pobreza extrema. Es requerido por todos los habitantes de estos poblados, que acuden a él para ser curados en sus enfermedades, para asesoramiento en trámites administrativos, para recabar su ayuda material.

Cumplido el servicio militar, sintiendo que su vida está al lado de los marginados, no abandona la zona, y realiza unas oposiciones que le ponen en el Servicio Meteorológico de Ceuta. Y allí termina encontrando su verdadera vocación junto al lecho de un enfermo terminal en el Hospital de la Cruz Roja de Ceuta. Y empieza los primeros pasos de su obra.

Ya tiene algún dinero de su sueldo como funcionario y alquila un chalet donde acoge a paralíticos, alcohólicos, personas abandonadas, enfermos mentales...etc. También se va formando un pequeño grupo que quieren seguirle.
Después vendrá la prueba, pero seguirá firme en su propósito de seguir al Señor sirviendo a los más necesitados y con la única compañía de otro Isidoro, el Hno. Isidoro Macias marchan a Tánger donde obtendrán la acogida, el cariño y la complicidad de Monseñor Carlos Amigo Vallejo.

Y aquella semilla de primavera que un día sembrara, dio su fruto. Hoy los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca extienden su acción caritativa en 35 Casas esparcidas por la geografía española, 1 en Marruecos y 5 en América Latina, donde desde el servicio a los discapacitados físicos y psíquicos, enfermos mentales, ancianos, transeúntes e inmigrantes, toxicómanos, enfermos de SIDA, ex-presidiarios y en medio de toda marginación y pobreza mantienen vivo el carisma de su Fundador: "la plena dedicación a los Cristos rotos por el dolor y la marginación, siendo en medio de ellos, testimonios vivos del Amor de Dios".

El Hno. Isidoro Lezcano ha sido un hombre de Dios, al que amó profundamente. Un hombre hermano del hombre al que escuchaba, ayudaba, asistía, amaba y respetaba. Un hombre de Iglesia a la que ha amado con amor de hijo, respetado y acatado en todo momento.


La Diócesis de Canarias se une a la familia, a todos los Hermanos de la Cruz Blanca y a la Iglesia entera, en las oraciones por este canario que supo ser un buen discípulo del Señor en su amor y cercanía a los más pobres y débiles de la sociedad, creando un instituto religioso que sabe continuar la tarea del Evangelio. Gracias Hermano Isidoro.


Web de los Hermanos de la Cruz Blanca:
www.cruzblanca.org/

Comunícalo a otros.

Nos unimos a la familia del Hermano Isidoro y a todos los Hermanos de la Cruz Blanca en la oración, el dolor y la esperanza.


(c)2016 DIÓCESIS DE CANARIAS - Islas Canarias - España - www.diocesisdecanarias.es - www.diocesis.tel Quedan todos los derechos reservados IMPORTANTE: Toda la información que ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde sólo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver. La Diócesis de Canarias y cualquiera de sus organismos no se responsabilizan de la interpretación, aplicación, daños a terceros de cualquier tipo, daños materiales, ni de ningún otro tipo que se puedan derivar de las respuestas a las cuestiones que tratamos. Son las correspondientes autoridades eclesiástica quienes tienen que decidir en cada caso que es lo que conviene y cómo se debe aplicar la actual normativa de la Iglesia. La información que facilitamos es con buena fe y gratuita y tratamos que sea actualizada, aunque no siempre puede ser así. Ante cualquier duda en el texto póngase en contacto con su párroco.

Imprimir esta página