Usted está aquí: Solidaridad  

POBRES: CÁRITAS RECLAMA MÁS AYUDA PARA LOS POBRES
 



 

CÁRITAS RECLAMA UN PLAN DE ACCIÓN PARA PALIAR LOS EFECTOS DE LA CRISIS EN LAS PERSONAS MÁS POBRES
Madrid, 17/12/2008

Cáritas. 17 de diciembre de 2008.- El secretario de Cáritas Española, Silverio Agea, ha pedido a los poderes públicos la puesta en marcha de manera urgente de un plan de acciones sociales para paliar los efectos de la crisis económica en las personas más pobres.

Esta demanda ha sido planteada durante una rueda de prensa celebrada a media mañana en la sede de la institución para presentar la campaña “Cáritas ante la crisis” dirigida a canalizar la solidaridad de todos los ciudadanos con los programas de acogida de Cáritas, que a lo largo de 2008 han visto incrementadas en más de un 50 por ciento el número demandas de ayuda de emergencia provocadas por la crisis económica.

En la rueda de prensa han comparecido el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río, y el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, que ha hecho entrega de una aportación de 1,9 millones de euros correspondientes el 1% del Fondo Común Interdiocesano que los obispos españoles decidieron donar a Cáritas, durante la Asamblea Plenaria celebrada a finales de noviembre, para hacer frente al incremento de peticiones de ayuda. Junto a ellos, ha intervino también Vicent Andrés Martínez, responsable de Acción Social de Cáritas Valencia.

Aumento de peticiones superior al 50 por ciento

En la rueda de prensa se ofrecieron datos actualizados sobre la evolución de las demandas de ayuda recibidas en los últimos meses y el perfil de las personas que está atendiendo Cáritas a través de sus servicios de acogida. A lo largo de 2008, el número de demandas ha aumentado más del 50 % con relación a 2007 y los mayores incrementos se han registrado en los programas de familia, acogida, inmigrantes y empleo. Por tipo de ayuda, las peticiones se dirigen, sobre todo, a la comprar alimentos, afrontar los gastos de la vivienda (alquiler, luz, agua, plazos de hipoteca), ropa y calzado, educación y formación, transporte y gastos sanitarios.

Asimismo, se está constatando que la situación es tan acuciante para las personas más desfavorecidas, que se están detectando muchos casos de subarriendo de habitaciones a precios abusivos y en condiciones severas de hacinamiento, o del número de familias que viven en habitaciones al no poder acceder a una vivienda en alquiler, además de los casos de reclamación de avales por impago de hipotecas, que afecta especialmente a viudas mayores que avalaron con sus viviendas en propiedad a sus hijos.

Muchos vienen por primera vez a Cáritas

En cuanto al perfil de las personas que están acudiendo a los servicios de acogida de Cáritas, se confirma que muchas de ellas vienen por primera vez a Cáritas: son personas que han pasado de la vulnerabilidad a la pobreza afectadas principalmente por el paro creciente. En su mayoría se trata de mujeres solas con cargas; mujeres inmigrantes reagrupadas de 40 o más años que buscan trabajo por primera vez (generalmente esposas de maridos en paro); hombres en paro reciente procedentes de empleos de baja cualificación de los sectores de la construcción y la hostelería, muchos de ellos inmigrantes con autorización de trabajo; familias jóvenes (20 a 40 años de edad) con niños pequeños; y casos de mujeres mayores con pensiones no contributivas o pensiones mínimas que no llegan a cubrir necesidades básicas; así como inmigrantes en situación irregular que han visto endurecidas sus condiciones de vida.

Merma de recursos propios

El impacto de la crisis en los programas y servicios de Cáritas en todo el Estado está afectando a la disponibilidad de los fondos propios, dado el aumento de los gastos que se dedican a responder al incremento en la demanda de ayudas económicas y de urgencia. De hecho, muchas Cáritas indican que ya habían “agotado” a mitad de año todos sus fondos previstos para esos programas, por lo que han tenido que recurrir a otras partidas presupuestarias más orientadas a la promoción y la inserción social que a la asistencia de emergencia. Esto ha obligado a que Cáritas esté reformulando sus modelos de intervención para dar mayor prioridad a los aspectos de acogida en muchos de sus programas.

Plan social urgente

A la vista de la situación, y de que los efectos de la crisis se están superponiendo a graves problemas de pobreza estructural constatados por Cáritas en el VI Informe FOESSA presentado a finales de octubre, Silverio Agea ha señalado las líneas maestras que debe abordar un plan de acción urgente de carácter social para ayudar a las personas más desfavorecidas.

En este sentido, Cáritas reclama a las Administraciones públicas que, de manera similar a las medidas dirigidas a reactivar la economía productiva a escala local, se establezca un fondo económico que sea transferido a los Ayuntamientos “para atender las demandas sociales, que sea gestionado y ejecutado por los servicios sociales municipales con esta finalidad social”. Cáritas está convencida que en el ámbito local es donde hay mayor posibilidad de combatir los efectosd e la crisis sobre las personas en situación más precaria.

Asimismo, Silverio Agea señaló le necesidad de impulsar “un empleo con protección social, de manera que sea posible hacer procesos formativos adecuados para las nuevas ocupaciones para las personas y familias que lo necesitan, lo que supone que esté acompañado de las transferencias monetarias necesarias para llevar a cabo una inclusión activa”.

Entre las medidas propuestas, Agea defendió también una “política de inmigración donde nadie pierda en el camino de la legalidad y la integración”.

Como alertó el secretario general de Cáritas “en este momento de crisis que ha puesto al descubierto las lagunas del sistema de protección social, es obligado exigir, ampliar y articular el sistema de protección, especialmente en el nivel no contributivo”, y equiparar sus niveles a los de la media de la UE y a los que corresponden realmente a España con relación a su Producto Interior Bruto.

Junto a las propuestas dirigidas a los responsables políticos, Silverio Agea indicó que con la campaña «Cáritas ante la crisis” se pretende demandar ayuda económica a los ciudadanos y participación activa, como voluntarios, en las acciones de ayuda a las personas más vulnerables ante la crisis. Y en línea con los objetivos de la campaña institucional de Cáritas para el período 2008-09, que tiene como lema “Una sociedad con valores es una sociedad con futuro”, invitó a “cambiar nuestros estilos de vida hacia unos hábitos de consumo orientados a la austeridad y al compartir con quienes están en situación más precaria”.

Campaña «Cáritas ante la Crisis»
Teléfono de donaciones: 902.33.99.99
Cuenta BBVA: 0182-2000-21-0011450212
www.caritas.es
y en las cuentas abiertas por todas las Cáritas Diocesanas
Vea la web de Cáritas Diocesana de Canarias:
- Cáritas de nuestra diócesis

Vea también:
- Cáritas: Acción Caritativa y Social
- Solidaridad con el Tercer Mundo
- Solidaridad




Abusos a menores en la Iglesia Católica | Trabajo: ¿Qué reforma laboral?

Versión para imprimir